Resultados del tratamiento endoscópico en fugas biliares. Experiencia del Centro Médico Nacional Siglo XXI IMSS

  • María de Lourdes Altamirano Castañeda, Dra. Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI
  • Juan Manuel Blancas Valencia, Dr. Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI
  • Ignacio Flores Colón, Dr. Hospital General de Zona 2 IMSS, Fresnillo, Zacatecas
  • Víctor Manuel Paz Flores, Dr. Hospital General de Zona 2 IMSS, Fresnillo, Zacatecas
  • Gerardo Blanco Velasco, Dr. Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI
  • Óscar Víctor Hernández Mondragón, Dr. Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI
Palabras clave: Fuga biliar, Lesión, Esfinterotomía, Endoprótesis biliar

Resumen

Las lesiones o fugas biliares ocurren posterior a la colecistectomía abierta o laparoscópica con una incidencia del 0.1-1%, entre otras causas. La fuga biliar (Strasberg A-C) se trata mediante colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE). La esfinterotomía y colocación de endoprótesis biliar disminuyen la presión del conducto biliar al duodeno, y promueven el flujo biliar transpapilar, con una respuesta del 70-90%.

Objetivos: Describir las características de las fugas biliares benignas tratadas mediante CPRE, las complicaciones asociadas, así como evaluar los resultados del tratamiento endoscópico.

Material y métodos: Estudio descriptivo, retrospectivo. Se analizaron los reportes de CPRE de los años 2011-2013 con diagnóstico de fuga biliar de causa benigna.

Resultados: Se revisaron 560 reportes. Ochenta y dos (14.64%) se sometieron a CPRE. El antecedente más común fue la colecistectomía laparoscópica en 62 (75.6%). Cincuenta y tres pacientes (64.6%) tuvieron fuga biliar de bajo y alto gasto en un34.1% y un 30.5%, respectivamente. El sitio de fuga más frecuente: muñón cístico un 29.3% y hepatocolédoco un (20.7%). A todas se realizó esfinterotomía y en las de alto gasto se colocó endoprótesis biliar, resolviéndose la fuga al mes en el 95.1% y a los 6 meses en el 100% de los pacientes. Otras complicaciones relacionadas con la fuga biliar fueron coledocolitiasis y estenosis biliar benigna en 18 pacientes (22%).

Conclusiones: El tratamiento endoscópico es resolutivo en la mayoría de los pacientes con fugas biliares postoperatorias ya sea mediante la técnica de esfinterotomía o la combinada con colocación de prótesis biliar.

Biografía del autor

María de Lourdes Altamirano Castañeda, Dra., Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI

Servicio de Endoscopia

Juan Manuel Blancas Valencia, Dr., Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI

Servicio de Endoscopia

Ignacio Flores Colón, Dr., Hospital General de Zona 2 IMSS, Fresnillo, Zacatecas

Servicio de Cirugía General

Víctor Manuel Paz Flores, Dr., Hospital General de Zona 2 IMSS, Fresnillo, Zacatecas

Servicio de Cirugía General

Gerardo Blanco Velasco, Dr., Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI

Servicio de Endoscopia

Óscar Víctor Hernández Mondragón, Dr., Hospital de Especialidades UMAE Siglo XXI

Servicio de Endosocpia

Publicado
2017-03-05
Sección
Artículo original