Degeneración cavernomatosa de la vena porta

experiencia de tratamiento médico y endoscópico en pacientes pediátricos del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre

  • Enory Almanza Miranda, Dr. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
  • Ruben Peña Vélez, Dr. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
  • Ramon Alfredo Castañeda Ortiz, Dr. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
  • Lénica Anahí Chávez Aguilar, Dra. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
  • Gerardo Ramón Zaragoza Arevalo, Dr. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
  • Guillermina Gómez Navarro, Dra. Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México
Palabras clave: Cavernomatosis portal, Hipertensión portal prehepática, Várices esofágicas y gástricas.

Resumen

Antecedentes. La degeneración cavernomatosa de la vena porta es una de las principales causas de hipertensión portal prehepática en pediatría. La principal manifestación clínica inicial en esta patología es el sangrado de tubo digestivo alto. Las medidas terapéuticas incluyen dos aspectos fundamentales, tratamiento médico farmacológico y tratamiento endoscópico de várices.

Objetivo. Describir las características clínicas, el tratamiento médico y endoscópico, de los pacientes pediátricos con diagnóstico de degeneración cavernomatosa de la vena porta atendidos en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre.

Material y métodos. En esta serie de casos se incluyeron pacientes pediátricos con diagnóstico confirmado de degeneración cavernomatosa de la vena porta mediante ecografía Doppler.
Resultados. Se encontraron 12 pacientes. Predominio en género masculino, nueve pacientes (75%). Edad mediana al diagnóstico 49 meses. Manifestación clínica inicial: sangrado de tubo digestivo (83.3%). El 100% de los pacientes recibió tratamiento médico con omeprazol, propranolol y sucralfato. Endoscopia inicial: várices esofágicas en 100% de los pacientes; de éstos, nueve casos con várices gástricas (75%). Se realizó profilaxis secundaria en 11 de ellos; ligadura de várices esofágicas en dos casos y obliteración de várices gástricas con cianoacrilato a los nueve pacientes con várices gástricas. Tres pacientes presentaron resangrado, en dos de ellos se había realizado ligadura de várices esofágicas y uno de los tratados con obliteración de várices gástricas con cianoacrilato.

Conclusiones. Existe predominio en varones. El primer síntoma fue sangrado de tubo digestivo alto. La obliteración de várices gástricas con cianoacrilato disminuyó los eventos de resangrado.

Biografía del autor

Enory Almanza Miranda, Dr., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica

Ruben Peña Vélez, Dr., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Medicina Interna Pedi´´atrica

Ramon Alfredo Castañeda Ortiz, Dr., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Endoscopia Digestiva y Respiratoria Pediátrica

Lénica Anahí Chávez Aguilar, Dra., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Hematología Pediátrica

Gerardo Ramón Zaragoza Arevalo, Dr., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica

Guillermina Gómez Navarro, Dra., Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE, Ciudad de México

Servicio de Endoscopia Digestiva y Respiratoria Pediátrica

Publicado
2017-06-27
Sección
Artículo original