En este número

  • Félix Ignacio Téllez Ávila, Dr. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición 'Salvador Zubirán'

Resumen

En este número de Endoscopia se presentan trabajos por demás interesantes, todos ellos, y orgullosamente realizados en centros de alto nivel en nuestro país. Esto debe recalcarse, ya que frecuentemente podemos escuchar que los estudios reportados en las revistas internacionales no son aplicables a nuestro medio, ya sea por las diferencias entre nuestra población y los pacientes incluidos en dichos estudios, así como a la falta de disponibilidad de recursos, principalmente tecnológicos, para reproducir resultados en nuestros pacientes.

En un interesante trabajo sobre un tema que nos preocupa a todos los endoscopistas (detección tempranade lesiones premalignas), el grupo de investigadores del Hospital 1o. de Octubre del ISSSTE de la Ciudad de México nos muestra la buena correlación que existe entre la impresión visual del endoscopista y el diagnóstico histopatológico final de los pólipos en colon. Esto es muy relevante, ya que se ha discutido mucho sobre la necesidad de predecir la histología de un pólipo y de acuerdo con los resultados del trabajo, la utilización de NBI permite al endoscopista tener una adecuada correlación con el diagnóstico final.

Otro estudio realizado por un grupo de trabajo de Xalapa en el centro de alta especialidad “Rafael Lucio” nos muestra un análisis en pacientes con reflujo biliar. Esta condición frecuentemente reportada en las biopsias de estómago está escasamente investigada y existen pocos datos provenientes de centros de nuestro país. Los datos reportados por el Dr. Capi-Rizo, et al., seguramente son aplicables a la mayoría de los centros en nuestro país.

Finalmente, de nuevo del Hospital 1o. de Octubre, proviene un trabajo sobre un tópico prácticamente no reportado en los centros de nuestro país: El apego a los indicadores de calidad en endoscopia por parte del personal. Este tema es cada vez más estudiado y ha demostrado tener un especial impacto en el cuidado de los pacientes. Los datos reportados por la Dra. Gloria-Jongitud, et al., sin duda deberán ser analizados con detenimiento por los miembros de la Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal y tomar de ellos lo que mejor se aplique a cada centro en particular.

Sin más preámbulo los invitamos a leer con detenimiento los trabajos mencionados y que ellos sirvan de estímulo para que cada lector inicie su etapa de investigador.

Publicado
2018-09-04
Sección
Editorial

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 3 > >>