Gastritis alcalina y reflujo duodenogástrico en pacientes colecistectomizados

  • César René Capi Rizo, Dr. Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz
  • Francisco Javier Nachón García, Dr. Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz
  • Sergio Zamario Fernández, Dr. Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz
  • Daniel Victoria Sánchez, Dr. Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz
Palabras clave: Reflujo duodenogástrico, Reflujo biliar, Gastritis alcalina o biliar, Colecistectomía

Resumen

Introducción y objetivo. El reflujo biliar, también conocido como reflujo duodenogástrico (RDG) se define como la presencia de contenido duodenal, generalmente biliar, dentro del estómago, siendo capaz de producir síntomas digestivos altos y una gastritis química o también llamada biliar o alcalina. Estos pacientes son capaces de desencadenar mutaciones hacia el desarrollo de una metaplasia y displasia, pudiendo llegar hasta un cáncer gástrico. En los últimos años, se ha comenzado a asociar a la colecistectomía con el desarrollo de RDG y/o gastritis alcalina, sin embargo, no existen estudios en nuestra población que apoyen o rechacen esta relación por lo es de gran importancia continuar documentándola con el fin de mejorar la detección y atención oportuna de estos pacientes.

Material y métodos. Se revisaron los expedientes de pacientes sometidos a endoscopia digestiva alta, identificando a los pacientes con hallazgos de RDG y/o gastritis biliar, así como a los pacientes con gastritis sin RDG, para conformar dos grupos. Se revisaron y compararon los datos sociodemográficos de los pacientes, antecedentes quirúrgicos incluyendo la colecistectomía, toxicomanías y crónico-degenerativos.

Resultados. El grupo de estudio fue conformado por 127 pacientes de los cuales en 64 pacientes se demostró RDG (grupo RDG) y en 63 pacientes no se demostró RDG (grupo sin RDG). De los 127 pacientes en 32 se encontró antecedente de colecistectomía, realizada entre uno y 30 años antes del estudio endoscópico. Se encontró que del grupo de RDG en 40.6% de los casos se reportó el antecedente de colecistectomía, mientras que del grupo sin RDG solamente fue en 9.5%; lo que resultó con una diferencia estadísticamente significativa (χ2= 16.2 [gL 1]; U = 1,389; p < 0.0001).

Conclusiones. La colecistectomía es un factor predisponente para el desarrollo de RDG y gastritis alcalina, resultando con una mayor prevalencia de gastritis biliar en los pacientes colecistectomizados.

Biografía del autor

César René Capi Rizo, Dr., Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz

Departamento de Endoscopia Gastrointestinal y de Cirugía General

Francisco Javier Nachón García, Dr., Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz

Departamento de Endoscopia Gastrointestinal y de Cirugía General

Sergio Zamario Fernández, Dr., Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz

Departamento de Endoscopia Gastrointestinal y de Cirugía General

Daniel Victoria Sánchez, Dr., Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”, Xalapa, Veracruz

Departamento de Endoscopia Gastrointestinal y de Cirugía General

Publicado
2018-09-04
Sección
Artículo original